Brocheta de gambas y champiñones

0

Esta es sin duda la receta del éxito, quien prueba esta increíble brocheta de gambas y champiñones no puede parar de comer. Su sabor es tan intenso y sabroso que seguramente cuando las hagas te salgan más amigos que al de los donetes.

Obviamente se trata de una receta secreta que ahora sale a la luz gracias a mis memorias de oso, por lo que te agradeceré que la elabores tal y cómo la explico, para que puedas comprender a que me refiero cuando afirmo que es la mejor brocheta del mundo entero.

Cocinero con su cervezaAntes de entrar en materia es importante ponerse cómodo. Y a no ser que te falten los dedos de la mano o estés bien fastidiado de salud, no veo motivo alguno para no abrirnos una cervecita bien fresquita.

Hidratarnos es una prioridad para los humanos y la cerveza al fin y al cabo es simplemente un zumo de cebada, donde el principal ingrediente es el agua. No obstante si lo prefieres te puedes preparar un cola-cao…. Osochef admite ser un poco borrachín.

Receta para elaborar una brocheta de champiñones y gambas

En realidad se trata de una receta sencilla pero un poco elaborada, es decir, no pienses que es algo rápido de hacer, hay que dedicarle su tiempo y cocinarlo todo en el punto perfecto para poder apreciar la explosión de sabores.

Ingredientes:

  • Gambas frescas
  • Champiñones frescos
  • Perejil, sal gorda en escamas,  limón, ajo, guindilla / cayena y aceite

Preparación:

Entrando en materia, lo primero que debemos hacer es picar un montón de ajo y de perejil. Debemos picar la cantidad suficiente cómo para llenar el contenido de una sartén ligeramente, tal y cómo se aprecia en la foto. El picado debe ser fino y la sartén la pondremos a fuego lento, en mi vitro de oso pongo el fuego al 5 sobre 10. Añadimos una guindilla / cayena y removemos continuamente mientras todo se va dorando muy lentamente.

dorando ajo y gambas

Mientras esto se va dorando, vamos a ir haciendo los champiñones y las gambas. Debemos quitar el tallo de todos los champiñones y pasarlos por agua, no olvides que los champis se cultivan en mierda de vaca… y no queremos comer de eso ¿verdad? a no ser que tengas algún problema mental obviamente y te de por ahí….

Pondremos los champiñones sobre la plancha que previamente habremos lubricado con un poquito de aceite virgen de oliva. Los colocaremos con el pie, o mejor dicho el hueco que ha dejado el pie hacia abajo inicialmente y cuando se dore un poco, le daremos la vuelta.

Añadirles aquí un poco de sal o no, es a gusto del consumidor. Todo depende de tu adición a la sal o al sado si te van los dolores estómacales y la hipertensión…(te lo dice un oso borrachin).

La planta hay que ponerla a fuego medio, yo la pongo al 7 sobre 10 por si te sirve de referencia. Una vez que los champiñones estén dorados por ambas partes, los sacaremos y reservaremos.

champiñones a la plancha

No olvides seguir removiendo la otra sartén con el ajo y el perejil a fuego lento, que no se queme. Cuando el ajo esté dorado debemos añadir el zumo de un limón y seguir removiendo todo mientras se evapora. Cuando el zumo se evapore, tendremos lista nuestra base.

ajo con perejil y limón

Ahora le toca el turno a las gambas, aunque para ser honestos también se pueden usar langostinos que son algo más económicos. Pero las gambas tienen ese toque especial, ese sabor….. mediterráneo.

Lo primero que debemos hacer es cortarle la cabeza y la cola a las gambas, después las pelaremos dejándolas sin cascara. Cuando las tengamos todas peladas, las pondremos sobre la plancha previamente lubricada con aceite de oliva y las pondremos a fuego medio-fuerte (8 sobre 10 en mi vitro de oso).

Aquí lo único importante es darle el punto a las gambas, es decir, no debemos dejarlas en la plancha hasta que se queden secas cómo palos. Debemos ponerlas sobre la plancha caliente y darles la vuelta en cuanto adquieran el color tostado tan característico que da la plancha, ese color es en realidad el adelanto visual a un sabor intenso.

Recuerda, doradas si pero no resecas, hazlo rápido y si es necesario sube la potencia del fuego para que no pasen mucho tiempo en la plancha.

gambas doradas a la plancha

Una vez doradas por ambas caras, procedemos a echarlas en la sartén con el ajo, perejil y limón que habíamos preparado previamente. Añadiremos también los champiñones y lo moveremos todo a fuego medio durante un par de minutos, para que casen todos los sabores.

todo mezclado en la sarten

Emplatando la brocheta de gambas y champis

Esta es la parte más sencilla y la más compleja también, porque obviamente tanto los champiñones cómo las gambas están muy calientes y hay que cogerlos para pincharlos en la brocheta.

Lo ideal es dejarlo todo sobre un plato y con cuidado ir empalando con la brocheta, una gamba, un champiñon, otra gamba, otro champiñon y así sucesivamente hasta llenar la longitud de la brocheta.

Una vez llenadas las broches, las dejamos sobre el plato y las espolvoreamos con sal en escamas. Yo suelo usar sal Maldon porque me gusta mucho su sabor suave y textura ya que se deshace suavemente en la boca, pero tu puedes usar la que quieras.

brochetas de champiñones y gambas

Y una vez saladas, sólo queda darle al diente!! Prepárate para degustar una autentica explosión de sabores en el paladar, es sencillamente, expendido.

brocheta lista para comer por el osochef

Cómo comer brochetas de gambas y champiñones

Aquí entramos ya a debatir las posibles opciones en las que degustar esta deliciosa receta. Podemos usar estas brochetas cómo entrante en una comida familiar o con quien queramos, cómo si las hacemos para comerlas nosotros solos.

Lo ideal es tomarlas cómo primer plato, ya que son ligeras pero con un sabor muy intenso. Nos harán salivar mucho debido a su exquisito sabor, por lo que en cierta forma irán abriendo hueco para el segundo plato, que podemos hacerlo con más fundamento.

Si las comemos por la noche, es mejor hacerlo unas tres o cuatro horas antes de acostarnos, ya que al llevar ajo y algo de picante pueden darnos una noche “movidita” si no hacemos la digestión previamente.

Te recomiendo tomar estas brochetas junto a un buen vino blanco fresquito, un Albariño va que ni pintado, aunque un rueda o verdejo también casan bien. Un poco de pan para acompañar y por supuesto, buena compañía si es posible.

Cómo última sugerencia, te recomiendo mojar el pan en el aceite que ha sobrado en la sartén donde lo hemos preparado todo para ayudar a empujar la brocheta.

Si tienes alguna duda sobre la receta o quieres invitarme a comer, puedes dejar tu comentario sin necesidad de registrarte, es gratis.

Si te ha gustado la receta y crees que podrías prepararla y comerla, ayúdame a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  🙂 ¡Gracias!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)

Cargando…
Brocheta de gambas y champiñones
4.5 (90%) 2 votes
Share.

Leave A Reply