Huevos de codorniz con Chorizo

1

Esta fantástica y sencilla receta con huevos de codorniz será capaz de sacarnos de un apuro en cualquier comida o cena, incluso se puede usar cómo plato único si lo que buscas es una cena individual o una cena sencilla con tu pareja, sin complicarte mucho la cabeza.

Oso bebiendo una birraPero cómo siempre, antes de empezar a trastear en la cocina con sartenes, ingredientes y demás accesorios tan propios de un Oso Chef… es importante ponerse cómodo. Una cervecita puede ayudarnos a disfrutar de esos momentos especiales e íntimos en los que la sartén y tu entráis en perfecta simbiosis.

No hace falta que te cojas un pedal… pero una birra fresquita de vez en cuando es cómo una bendición terrenal tanto para mi cómo para ti. Obviamente si eres alcohólico es mejor que pases de la birra y te abras una Fanta o en su defecto una sin alcohol.

Al tema, la receta de huevos de codorniz con chorizo yo la hago en realidad con Txistorra, que es cómo longaniza pero típica de la zona norte de España. Para ser más concretos de País Vasco Y Navarra, pero puedes usar longaniza o chorizo, incluso jamón si lo prefieres (o hacer un mix de todos estos y así tener más variedad de sabores).

Receta de huevos de codorniz con chorizo o txistorra

No hay mucho que explicar ya que el nombre lo dice todo, aunque si que te adelanto que la presentación de este plato es mucho más llamativa de lo que te pueda parecer. Y cuando la pruebes… vas a cocinarla todos los días que puedas, sin excepción, te lo garantizo.

Ingredientes:

  • Huevos de codorniz
  • Chorizo o txistorra
  • Pan
  • Aceite y sal

Preparación:

Vamos a comenzar por el principio para que si algún despistado me está leyendo no termine cocinando un redondo de ternera…. no sería la primera vez. Lo primero que debemos hacer es preparar la base sobre la que colocaremos los huevos y la txistorra, es decir, el pan.

Cortaremos la barra de pan en rebanadas de un centímetro de grosos aproximadamente, a mi me gusta hacerlas así de finas, pero si eres un gran amante del pan (y de las pizzas de masa gorda) entonces puedes cortar rebanadas un poco más gruesas.

Cortaremos tantas rebanadas de pan cómo huevos de codorniz tengamos, siendo recomendable que al menos tengamos unos doce huevos por comensal si se trata de plato único, cuatro huevos por comensal si se trata de un entrante.

Después meteremos las rebanadas de pan al horno con el grill puesto a intensidad media, la intención es que se dore un poco el pan. Esto se hace muy rápido así que lo mejor es no perder de vista el pan, darle la vuelta cuando esté dorado por un lado y apagar el horno para que el calor residual termine de dorar el otro lado. Cuando digo dorar… digo dejar el pan crujiente, no dejarlo quemado.

tostar pan en el horno

Cuando estén tostados por ambas caras los sacaremos a un plato para que se enfríen y queden crujientes. Cómo a mi me gustan y cómo a la mayoría de personas que han probado esta receta les gusta (a excepción de la abuela que no tiene dientes y prefiere el pan blandito).

Yo comiendo panCómo soy un oso comilón y parece ser que siempre tengo hambre, aprovecho para zamparme el cuscurro del pan (en tu pueblo lo mismo se llama “punta”) cómo aperitivo mientras sigo cocinando.

Una vez que ya tenemos las rebanadas de pan colocadas en el plato, podemos pasar a cocinar uno de los ingredientes estrella: La Txistorra. Si no tienes, puedes usar chorizo o incluso jamón, si lo prefieres.

Así que sea cual sea el ingrediente estrella que tu uses en casa, recuerda que debes cortar dos trozos por cada huevo que vayas a usar. Por ejemplo yo voy a utilizar una docena de huevos de codorniz, así que voy a cortar unas veinticuatro rodajas de txistorra, para que a cada huevo le toquen dos.

Mucho cuidado con el cuchillo, que lo carga el diablo. No es la primera vez que veo un oso sin dedos por cortar su txistorra sin prestar atención….

Oso chef cortando txistorra

Cuando tengamos todas las rodajas cortadas, las pondremos en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra (es coña, por mi cómo si usas aceite de la freidora) y las cocinaremos a fuego medio, para evitar que se quemen.

Aquí ya entra el gusto personal de cada uno… ami me gusta cocinar estas rodajas hasta que quedan un poco secas pero sin quemarse, es cómo más sabor aportan al plato. Pero hay quien las prefiere vuelta y vuelva, prácticamente sin cocinar o quien refiere tostarlas a niveles desconocidos….  Con la ayuda de un tenedor y la pala de madera, les doy la vuelta una a una cuando están cocinadas por un lado, para que se cocinen también por el otro.

chorizo en la sarten

Cuando estén a nuestro gusto apagaremos la vitro (yo la pongo al 6, en una escala del 1 al 10) y sacaremos las rodajas antes de que se cocinen demasiado. El aceite se vuelve de color rojizo al cocinarlas, es algo completamente normal.

Ahora hay que colocar las rodajas encima de los trozos de pan que hemos preparado anteriormente, para que queden así más o menos.

pan con txistorra

Ya tenemos preparada más de la mitad de la receta, así que ya queda menos para poder comérnoslo!! Ahora llega la parte divertida, esa en la que vamos a cocinar mini huevos, es decir los huevos de codorniz.

A mi me gusta poner un poco de aceite en la sartén y poner unos cuatro o seis huevos por tanda, los frio un poco a fuego medio-fuerte (uso el 7 en la vitro) y sin que se cocinen demasiado. Al ser tan pequeños enseguida están listos.

huevos de codorniz fritos

Conforme vayamos sacando los huevos de la sartén, los iremos colocando en los panes que previamente habíamos preparado, de forma que queden más o menos así:

huevos sobre pan

Y seguiremos friendo huevos hasta completar todos los panes, de forma que el plato quede totalmente terminado. Una vez freídos y emplatados todos los huevos, les pondremos un poco de sal y… wala!! Ya tenemos el plato terminado!!

huevos de codorniz con txistorra

Cómo comer un plato de huevos con chorizo o txistorra

Existen muchas formas de disfrutar de este plato lleno de sabor, que te aseguro te va a encantar. Si se utiliza cómo entrante en una comida con más platos, es bueno repartir sólo tres o cuatro por comensal para evitar que se llenen.

Por contra si es un plato único para comer o cenar, una docena por cabeza es un buen número. Recuerda cómo los has ido colocando en el plato de forma que te puedas comer primero lo que primero han salido de la sartén. Así evitarás que se te queden fríos. No obstante siempre puedes meterlos en el horno y darles un golpe de calor si te has despistado y se han quedado fríos.

Una buena birra o un vino son las bebidas perfectas para este plato, un vaso de agua también sirve pero le quitas la gracia jeje Si tienes la suerte de vivir en una zona donde hagan o vendan sidra natural (de esa sin burbujas, no seas …..) puede ser también un excelente complemento para acompañar al plato.

La mejor forma de comer esto es de un bocado, de forma que pan, chorizo y huevo entre en la boca a la vez. Si tu boca es un poco pequeña, puedes comer las tostadas en dos bocados, procurando siempre que en tu boca quede una mezcla de pan, huevo y chorizo.

Además si quieres variar, puedes hacer diferentes tostadas (con chorizo, jamón….) para que cada una tenga un sabor diferente. Te va a encantar!!

Si tienes alguna duda sobre la receta o quieres invitarme a comer, beber o disfrutar de una fiesta loca…. puedes dejar tu comentario sin necesidad de registrarte, es gratis.

Si te ha gustado esta rica y sencilla receta y crees que podrías comerla por toneladas, ayúdame a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  🙂 ¡Gracias!

Share.

1 comentario

Deja un comentario